Blogia
EL INFORMANTE

Gran debut de María José Siri en la Scala de Milán

Gran debut de María José Siri en la Scala de Milán

“Aída". La soprano uruguaya cantó el papel principal de la ópera de Verdi con Barenboim en la dirección.

La soprano María José Siri dio uno paso consagratorio en su carrera. Interpretando el papel principal de "Aída", la monumental y muy conocida ópera de Verdi, hizo su debut en la Scala de Milán, con una puesta dirigida por Barenboim y Zefirelli.

Actuar en este prestigioso teatro italiano es, como lo reconoce la crítica especializada, una prueba de fuego para cualquier cantante lírico. Mucho más si se trata de un debut junto a figuras de renombre como Daniel Bareinboim en la dirección musical, Franco Zefirelli en la puesta en escena y Vladimir Vassiliev en la coreografía.

María José Siri ya ha dado sobradas pruebas de su talento en lo vocal y en lo escénico. Y que esta producción de Aída le haya confiado el dramático papel del personaje que da nombre a la ópera, es el gran reconocimiento que todo profesional de la lírica está esperando.

Esta fastuosa puesta se estrenó el 20 de junio de este año, y tuvo siete funciones hasta el pasado 8 de julio. Siri cantó como Aída en ese estreno y en dos funciones más, mientras que a las otras sopranos del elenco, Manon Feubel y Violeta Urmana, les confiaron el papel en una y dos fechas respectivamente.

Muchas críticas hicieron blanco en Barenboim por la forma en que revisitó el emblemático título de Verdi. Los principales cuestionamientos apuntaron a los "tempi" de la performance. Al resultar algo más "lentos", en comparación con las realizaciones más estándares, muchos lo interpretaron como una "licencia" que se tomaba el director argentino-israelí para mantenerse en el ojo de la polémica. Sin embargo, como destacaron otras reseñas y crónicas del espectáculo, esto permitió que los cantantes trabajaran con otra comodidad las complejas líneas vocales que compuso Verdi, privilegiando la claridad en la articulación por sobre la siempre arriesgada acrobacia. El criterio, que los detractores de Barenboim usaron como pretexto para el abucheo, es, sin embargo, otra muestra de la preocupación por la musicalidad que ha caracterizado su trabajo.

Más allá de esos (mínimos, por cierto) cuestionamientos, la propuesta provocó la inmediata adhesión del público. Siri, por su parte, se lució con su voz y sus dotes interpretativas en un escenario monumental creado por el cineasta Franco Zefirelli. Su proyección, vibrato justo, afinación impecable y la pasión con que compuso su personaje, le valió la ovación a la cantante uruguaya.

Con este mismo título, y con Barenboim al frente, Siri se presentó el 18 de julio en el teatro de la Ópera de Tel Aviv. Además será la voz protagónica en las sesiones de grabación de la ópera que se está realizando en el Teatro de la Ópera de Stoccarda, también en Italia.

Fuente: El diario El País publicada el domingo 26 de julio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres